Saltar al contenido →

20 de septiembre de 2015

Despertarse por la mañana rodeado de desconocidos.
Escuchar a través de las paredes gritos y carcajadas.

Por qué la gente grita tanto. Escuchad el silencio, la quietud, la paz de esta mañana azul …
¡Callad de una vez, coño!

El silencio de la piedra violado por el ego de urbanitas llegados de mil lugares, convertido en pasarela de última moda y escaparate de logros que no me interesan en absoluto.

La mercantilización de lo mínimo.

Necesito volver al estudio ya.

© nacholuque, 2015. Todos los derechos reservados

Anterior
Siguiente

Publicado en septiembre 2015

Los comentarios están cerrados.

Scroll Up