Saltar al contenido →

Cosas que no entiendo

¿Cómo puedo estar seguro de que por encima del funcionamiento armónico del universo no hay una entidad que lo organiza todo? ¿Quién dicta, en ese caso, las normas de la armonía? No pueden ser la coincidencia ni el azar, puesto que esas leyes llevan organizando el universo desde hace miles de millones de años, y una coincidencia, por concepto, no puede ser norma.

Intento debatir con quienes dicen creer en lo racional, y sus razones alcanzan sólo el tercer o cuarto escalón. A partir de ahí, inconsistencias, dogmas de fe o descalificaciones, que nunca son argumentos. Intentan explicarme que ellos creen en la ciencia, como si la ciencia fuese una creencia y no, la ciencia son hechos constatados y constatables.

En todo caso, ¿de quién emana la ciencia? O, más bien, ¿de dónde emana el objeto de ésta? Algo debería dar origen al objeto de estudio de las disciplinas científicas que va por delante de éstas dejando diseminadas esas migas de pan que el conocimiento científico persigue. La evolución no explica el origen, y yo pregunto por el origen.

Y suponiendo que al destino final lo llamásemos Luz, por lo que de sabiduría y absoluto pueda contener ¿qué ocurrirá al alcanzarlo, qué habrá más allá?

Sospecho que toda la diatriba podría finalizar aceptando ciertas premisas y que el debate es tan sólo una cuestión de semántica. Entonces, sus limitaciones pueden estar equivocándome.

En Campo de Gómara, Soria. 2017.

Anterior
Siguiente

Publicado en Notas

Los comentarios están cerrados.

Scroll Up