Saltar al contenido →

Principio Primero

Yo no trabajo para promocionarme, me debe promocionar mi trabajo.

Yo trabajo, además, porque la vida cuesta dinero, trabajo para comer, para pagar mis facturas y, muy muy de vez en cuando, para darme algún capricho útil. Trabajo para poder comprar ruedas y continuar viajando y trabajando. Trabajo para comprar materiales y herramientas de trabajo, para comprar comida siempre sin excesos y para pagar la luz, sus sobrecostes, el agua, los suyos, los impuestos lógicos y los ilógicos también y mil cosas más.

En definitiva, independientemente de lo que el resto piense, pretendo con mi trabajo pagarme la vida y, un día, si es que vienen bien dadas, también la muerte.

Logo

Anterior
Siguiente

Publicado en Notas

Los comentarios están cerrados.