Saltar al contenido →

Valdemoro

Por el día Dean Moriarty, un ser enérgico esclavo de su pasión que canta a gritos en medio de la nada y busca una tarde entera un tugurio en el que emborracharse a mil kilómetros de casa sin importarle que el mundo se disuelva a su alrededor. Animal caliente que necesita tan poco que se rebela contra la vida si ésta se lo niega. Hábil para construir mil veces un yo y olvidarlo al instante siguiente. En su ritmo endiablado bullen sueños que alimenta con el aderezo de un lance, con la sensación de libertad que éste le pueda proporcionar. En sus manos, en sus pies, en su vientre y sobre su espalda encuentra siempre fuerza para vivir un día más.

CRW_9134-9149_OK-2-lil

Por la noche, consciente de su pequeñez, Sal Paradise paladea tonos dorados en el reverso iluminado de un cartel, descifra a diario sus pasos sobre el asfalto, recuerda lugares por sus olores y sonidos, sobrevive una vida de responsabilidades no aceptadas y se enamora de un gesto y escribe una epopeya acerca de la pura curiosidad. Amante con amplia experiencia en odiar, es capaz de viajar del protagonismo a la insignificancia en muy pocas jornadas.

CRW_9192-9217_lil

Sal y Dean, por siempre condenados a soportar su mutua incomprensión.

Anterior
Siguiente

Publicado en De Toro a Toro

Los comentarios están cerrados.

Scroll Up